?Muy grande de ser virgen? 4 hembras de mas sobre 25 nos cuentan su primera ocasii?n

?Muy grande de ser virgen? 4 hembras de mas sobre 25 nos cuentan su primera ocasii?n?Hay la edad ideal para «perder la virginidad»? ?Se seri­a bastante grande o muy chica para tener relaciones sexuales? Son preguntas que se hacen en la adolescencia asi­ como despues Ahora deja de acontecer un motivo de charla. Cuando pasaste […]

?Muy grande de ser virgen? 4 hembras de mas sobre 25 nos cuentan su primera ocasii?n

?Hay la edad ideal para «perder la virginidad»? ?Se seri­a bastante grande o muy chica para tener relaciones sexuales?

Son preguntas que se hacen en la adolescencia asi­ como despues Ahora deja de acontecer un motivo de charla. Cuando pasaste los veinte los usuarios puede dar por apoyado que sos sexualmente activa o que por lo menor tuviste un acercamiento a la intimidad. No Obstante. ? y si no fue de este modo?

Tranqui, con total seguridad que Ahora lo sabes, sin embargo no esta de mas leerlo la ocasii?n mas. No Existen la antiguedad establecida, sino una posicion ideal, para conceretar la famosa primera ocasii?n. Y no ha transpirado eso va a depender de cada femina. En esta camino, Asimismo vale hablar de que el termino «perder» implica una connotacion denegacion, cuando realmente el inicio de la vida sexual deberia permanecer asociado a la llegada sobre una recien estrenada practica que, se espera, sea positiva.

Compartimos algunas historias sobre hembras que iniciaron su vida sexual pasados los 25 anos de vida con las particularidades, deseos, miedos asi­ como certezas.

Ana, una vivencia reveladora a las 32

Cuando Ana cumplio las 32 anos Ahora no quiso aguardar mas. Inclusive ese momento cuenta que no habia sentido la necesidad real de probar eso que a tantos y no ha transpirado tantas fascinaba; tampoco habia tenido una pareja estable y no ha transpirado nunca estaba dentro de sus intereses el sexo temporal. La noche, en la casa de la amiga en donde hubo una fiesta, conocio a ese chico que nunca unico le llamo la amabilidad, sino que igualmente la hizo «excitar». No sabia casi nada sobre el, sin embargo esa noche eso tampoco resulto importante. Despues sobre largas horas de dialogar y beber -y falto que el novio lo notara, despues de «chequear»con la duena de hogar quien era el novio- se animo a dar un transito mas. Cuenta que su amiga le hizo «el paciencia» desplazandolo hacia el pelo le mostro un cuarto donde ninguna persona entraria. El consecuencia fue la noche «estimulante y no ha transpirado reveladora», de la que pudo gozar «falto meditar demasiado». Es exacto que le dolio al principio y no ha transpirado que nunca le resulto comodo decirle que aun era virgen, sin embargo eso nunca le impidio avanzar. Recuerda aquella experiencia como «reveladora», «sorprendente», principalmente por el nivel sobre conocimientos en su particular torso, habiendo conocido que desplazandolo hacia el pelo como requerir de sentirse satisfecha.

Julia, con su prometido a las 28

En la vida de Julia nunca resulto de peso la perduracion para dejar la virginidad porque continuamente tuvo en Cristalino una cosa «lo voy realizar cuando me enamore». Y de este modo pasaron los anos de vida con relaciones que se quedaron «en la puerta», que, si bien la hacian «advertir contenta», no lograban regresar a la decision que la novia necesitaba de entregarse fisica y no ha transpirado emocionalmente al encuentro con ese otro. Ahora, a pocos dias de efectuarse cumplido sus 28 anos de vida, cuenta que concreto con su pretendiente Juan Martin. «pero fue un poquito lastimoso, me senti bastante dichoso de haberlo experimentado con el.desplazandolo hacia el pelo la opcii?n mi?s conveniente es que en el menor momento tuve verguenza sobre decirle a Juan lo que me estaba pasando asi­ como lo que iba sintiendo, supongo que se debe a la seguridad que logramos en escaso tiempo». Sin un gesto de inconveniente, asegura que hubiera podido esperar mas lapso En caso de que se hubiera enamorado, y que no cambia por nada la determinacion que tomo para su vida sexual, si bien tampoco critica ni enjuicia a quienes deciden tener su primera oportunidad sobre adolescente o con individuos que casi nunca conocen.

Clara, con otra femina a los 26

Clara goza de 26 desplazandolo hacia el pelo realiza unos meses debuto sexualmente. El coincidencia sucedio con otra mujer, de quien se enamoro permite poco lapso. Clara es homosexual desplazandolo hacia el pelo dice que se dio cuenta a las 15, si bien tardo mucho en «montar del closet». «Mi conjunto sobre amigas sobre la universidad sabia que yo no habia tenido relaciones sexuales asi­ como En Caso De Que bien De ningun modo me juzgaron por eso, invariablemente me incitaban a que probara, por motivo de que ?estaba buenisimo?, me decian. Yo queria, sin embargo me daba verguenza blanquear que me gustaria que suceda con una chica y no ha transpirado no con un chico». Su primera ocasion finalmente sucedio con una mujer a la que conocia desde permite diversos anos y no ha transpirado que era pieza del «grupo de amistades sobre toda la vida». «Cuando me di cuenta que me habia enamorado sobre ella, no pude callarme mas desplazandolo hacia el pelo tuve que sincerarme pasara lo que pasara. Y no ha transpirado me salio bien por motivo de que la novia igualmente sentia algo por mi». a los pocos dias sobre aquella sincera charla, sucedio su primera ocasion. «A ninguna de estas dos nos importo la antiguedad que tenia. Ella fue extremadamente dulce, carinosa asi­ como super respetuosa, atento sobre minichat que me estuviera sintiendo bien. Supongo que con el hombre adecuado sucede lo mismo, aunque creo que entre hembras Existen mucho menos tabu».

Angela, con un amigo a los 30

«Al final lo hice con un amigo primeramente sobre seguir los 30 porque debido a nunca queria continuar siendo virgen, me sentia ‘grande’ desplazandolo hacia el pelo necesitaba seguir con la meta», cuenta Angela, que admite tener tenido diferentes trastornos alimenticios en su adolescencia asi­ como que, por aquella estacii?n asi­ como Incluso nunca hace bastante, la idea de desnudarse ante un pequeno fue alguna cosa que la hacia apreciar muy insegura asi­ como angustiada. En el encuentro intimo con Andres, su amigo, las cosas se dieron de manera sencilla asi­ como bastante natural, Conforme cuenta, atinado por la resolucion sobre haberlo escogido a el para que sea con quien se inicie sexualmente. Nunca sabe En Caso De Que de otra forma se hubiera animado, de ella era y no ha transpirado sigue estando de vital importancia que la humano con la que se acueste sea de empuje. Con Andres continuan siendo amigos, desplazandolo hacia el pelo cada tanto «tambien tenemos sexo». Por la ocasion nunca se volvio a acostar con el menor otro adulto, aunque le gustaria.